Primary Menu
Hit Enter to search or Esc key to close
Blog thumbnail

La Montañona, un refugio natural e histórico.

La Montañona, un refugio natural e histórico.

Blog thumbnail

Más que en un destino turístico, La Montañona, se ha convertido en una verdadera alternativa de preservación para distintas especies de animales y para una amplia variedad de flora local, por lo que, con el pasar de los años se ha transformado en un extenso pulmón que, gracias a su elevación, provee además oxigeno y

Blog thumbnail

Conchagua, entre el mar y el cielo

Conchagua, entre el mar y el cielo

Blog thumbnail

Su nombre es de origen Lenca y significa “Valle estrecho”, según los historiadores, en 1683 el virreinato de Guatemala otorgó a los pobladores las tierras ejidales que hoy conforman el municipio ubicado en las faldas del volcán de Conchagua a 207 kilómetros de San Salvador. Posee como patrimonio cultural arquitectónico lo que se considera la

Blog thumbnail

Comasagua, un viaje de alturas y flores.

Comasagua, un viaje de alturas y flores.

Blog thumbnail

Un sitio privilegiado por su ubicación, se encuentra a tan solo 35 minutos de San Salvador, asentada en la cordillera del Bálsamo, su nombre en Náhuatl (Cutmatzahuat) sería: “Lugar donde abundan los venados”. Solo el trayecto sobre la carretera que zigzaguea sobre las montañas es un espectáculo para los sentidos. A la entrada de nuestro

Blog thumbnail

San Vicente de Austria y Lorenzana

San Vicente de Austria y Lorenzana

Blog thumbnail

La Torre del Reloj de San Vicente, monumento de 40 metros de altura, se roba las miradas y la admiración de cualquiera que visite “La capital de la cumbia” y es que tiene una vista sin igual del volcán de San Vicente y del territorio circundante a la ciudad. Ubicada a 60 kilómetros de la

Blog thumbnail

Suchitoto, un viaje en el tiempo.

Suchitoto, un viaje en el tiempo.

Blog thumbnail

Xuchit Tutut ó Suchitoto cuya traducción del náhuatl sería “Pájaro – Flor” es, quizá, la ciudad de estilo colonial más representativa de El Salvador; sus casas de adobe y teja con finos balcones de estilo colonial, calles empedradas que llevan a su plaza central y su tranquilidad hacen de este lugar un verdadero viaje en